La lista siniestra de Guerrero

Teloloapan, Guerrero.- “Secretario de la defensa y marina les dejo su cena de navidad… A mí me la pelan y les doy 24 horas para que se retiren si...

Teloloapan, Guerrero.- “Secretario de la defensa y marina les dejo su cena de navidad… A mí me la pelan y les doy 24 horas para que se retiren si no los voy a empezar a matar en emboscadas… con su padre nunca van a poder. Atte. El Pez y el M16. Viva la FM (Familia Michoacana)”.

La “cena de navidad” eran dos cuerpos destazados y abandonados en Teloloapan, Guerrero. El que firmaba el mensaje era Johnny Hurtado Olascoaga, apodado El Mojarro, El Pez o El Fish. Había llegado a la Tierra Caliente con 18 sicarios, enviado por uno de los jefes de la Familia Michoacana, José Chávez Magaña, El Pony.

Cuando El Pony cayó en manos de las autoridades, El Pez heredó Arcelia, Totolapan, Apaxtla, Teloloapan, Ciudad Altamirano y Acapetlahuaya. El siniestro reguero de sangre que dejó por donde pasaba provocó que las autoridades ofrecieran una recompensa por él (y por su hermano, apodado El Fresa).

Hurtado Olascoaga tiene 43 años. Una ficha afirma que mide 1.84, que es delgado, moreno, de cabello quebrado, ojos cafés, cejas semipobladas. “Nariz: ancha; boca: prominente; frente: amplia; cara: redonda; señas particulares: padece dermatitis”.

El Pez estuvo involucrado en la ola de secuestros ocurrida hace un par de años en Valle de Bravo, Estado de México (en donde controla Tlatlaya, Luvianos, Tejupilco y Amatepec), y se le acusa de haber corrompido a un grupo de militares del 102 Batallón de Infantería —el mismo del caso Tlatlaya.

De acuerdo con el gobierno federal, El Pez es uno de los responsables de la violencia desmedida que aqueja la Tierra Caliente. Un día corrió el rumor de que lo habían abatido en un enfrentamiento con marinos. Se vio llegar a personas con flores al lugar de origen de Hurtado Olascoaga, pero las autoridades no hallaron ningún velorio. Tiempo después se le vio al frente de un convoy en Luvianos.

Durante un tiempo corrieron rumores sobre su captura. Lo cierto es que nadie lo encuentra. Flota entre Estado de México y Guerrero, y pasa largas temporadas en otros estados, desde los que ordena, según la PGR, asesinatos a distancia. Las guerras a muerte que El Pez ha establecido con el grupo conocido como Los Tequileros han llenado de sombras el estado.

De acuerdo con la información disponible, Los Tequileros son una escisión de la Familia Michoacana. El líder es Raybel Jacobo Almonte. El Pez lo acusa de traición. En junio de 2014 asesinó con violencia enfermiza al dirigente del PRI en San Miguel Totolapan, Carlos Salanueva de la Cruz, y dejó una cartulina que advertía: “Esto les va a pasar a todos que apoyen a la Familia Michoacana. Atte. El Tequilero”.

Horas más tarde asesinó a la regidora panista María Félix Jaimes y envió otro mensaje: “Esto les va a pasar todos los que le pasen información al Pescado, y sigues tú”.

Las actividades delictivas de Almonte están documentadas desde 2013. Se le acusa de más de 20 homicidios y de la epidemia de extorsiones y secuestros que azotan Totolapan y sus alrededores. Su centro de operaciones, La Gavia, ha quedado convertido en una especie de pueblo fantasma tras las constantes incursiones del Ejército, la PGR, la Policía Federal y la Familia Michoacana.

En junio, elementos de la Agencia Federal de Investigación que iban por El Tequilero fueron emboscados por la gente de Raybel. Cuatro agentes murieron, 11 resultaron heridos. El pueblo intentó rescatar a tres sicarios que los agentes habían aprehendido. Raybel escapó. Los reportes indican que durante el día se mueve a lo largo de la sierra y por la noche baja a pernoctar en los pueblos cercanos.

Hace un año surgió un movimiento de autodefensa que exigió que Los Tequileros fueran exterminados. Ese mismo movimiento solicitó, extrañamente, que El Pez acudiera a “auxiliar” a los habitantes de Totolapan. El gobierno estatal asegura que el movimiento fue sufragado por la Familia Michoacana.

El Pez y El Tequilero se encuentran en la lista de objetivos prioritarios del gobierno estatal. Se ha señalado que el primero cuenta con la protección de perredistas que conforman el Grupo Guerrero, que encabeza el ex senador David Jiménez Rumbo —a quien Los Chuchos acusaron de tener nexos con el ex líder de la Familia Michoacana, Servando Gómez, La Tuta.

Al segundo, el fiscal general del estado lo ha relacionado con el diputado priísta Saúl Beltrán Orozco. Beltrán, dio a conocer El Universal en abril, es compadre de El Tequilero. Su suplente, Modesto Carranza Catalán, fue asesinado a tiros en Pungarabato hace 7 meses.

A pesar de estar plenamente identificados, Raybel Jacobo y Johnny Hurtado mantienen Guerrero en llamas.

Son los dos primeros de una lista. La lista siniestra de Guerrero.

Por: Héctor De Mauleón

Fuente: El Universal

Notas relacionadas

Síguenos en Facebook

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com