Escuelas públicas y privadas en la sierra de Guerrero siguen sin clases por zozobra y violencia

El jueves pasado, cuando ya se cumplían 18 días laborales en que el sector educativo se ha mantenido colapsado en Chilapa y sus alrededores en medio de hechos de violencia y aún en la zozobra por los últimos hechos de violencia en la región, escuelas de nivel básico y medio superior públicas y privadas de Chilapa aplazaron de nuevo la reanudación de labores

Chilapa, Guerrero.- Aunque ayer terminó la prórroga que dio la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), las escuelas públicas del municipio de Chilapa de nivel preescolar, primaria y secundaria no reanudaron labores este jueves y únicamente abrieron sus puertas dos colegios con resguardo de militares.

La misma situación prevalece en la zona rural de Chilapa y municipios vecinos, informaron maestros.

La última prórroga que emitió la SEG indicaba la suspensión hasta el miércoles 25 por lo que hoy oficialmente se reanudarían labores. No obstante, los maestros de las escuelas acordaron no abrir sus aulas ante la zozobra que aún se vive por los últimos hechos de violencia y amenazas anónimas contra el sector.

Este viernes se cumplirán cinco semanas de que el sector educativo de Chilapa y sus alrededores se encuentra colapsado ante los hechos de violencia.

Ninguna autoridad educativa regional había dado un posicionamiento ante la pérdida de un mes de clases y las primeras etapas de evaluación.

La Secretaría de Educación Guerrero (SEG) ha emitido desde el 25 de septiembre cinco documentos que amparan la suspensión de labores que inició luego del colapso del transporte público de la ruta Chilpancingo-Tixtla-Chilapa, y la protesta de maestros para pedir a las autoridades que no procedan contra ellos a causa de faltas o retardos.

Los enfrenamientos en Chipala entre autoridades y criminales son constantes. Cosa de diario. El Gobierno estatal simplemete no ha podido contener la violencia

 

Los hechos recientes de violencia, entre ellos los homicidios del ex Alcalde de Zitlala, Francisco Tecuchilo Neri, y del dirigente social, Ranferi Hernández Acevedo, así como las amenazas a los maestros, han afectado a los trabajadores de la parte baja de la Montaña.

Oficialmente la suspensión era hasta el miércoles 25 de octubre.

La mayoría de las escuelas de nivel básico que pertenecen a la Montaña baja están en los municipios de Chilapa, Zitlala, Ahuacuotzingo, Atlixtac, Acatepec, Zapotitlán Tablas y José Joaquín de Herrera, mientras que unas pocas se ubican en Quechultenango, Tixtla y Mártir de Cuilapan.

Sólo en nivel preescolar, primaria, servicios estatales y secundarias, hay 663 escuelas con más de 62 mil alumnos y poco más de 3 mil maestros.

A la suspensión de labores, pero “hasta nuevo aviso”, se sumaron en Chilapa los colegios privados de nivel básico, Carrillo Cardenas y Morelos, así como las escuelas de nivel medio superior y superior, el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Guerrero (Cecyteg), el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), la preparatoria 26 de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), la Universidad Tecnológica y la preparatoria por cooperación José Vasconcelos.

Apenas el 5 de octubre, el ex líder del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Guerrero, Ranferi Hernández Acevedo, de su esposa, suegra y chofer fueron hallados calcinados dentro de una camioneta.

El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, confirmó la identidad de los cuerpos hallados en un vehículo incendiado en la carretera Chilapa-Ahuacuotzingo. Informó que agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) acudieron al lugar para realizar los peritajes que permitan determinar la causa de muerte de las cuatro personas.

Un día antes, el ex Alcalde de Zitlala, Francisco Tecuchillo Neri, perdió la vida mientras recibía atención médica luego de ser hallado herido con un arma blanca. Alrededor de las 21:30 horas se encontró al perredista, esposado de las manos y herido de muerte, cerca de  la escuela primaria Domínguez Sánchez, ubicada en Chilapa de Álvarez.

La autoridades llegaron al lugar de los hechos tras una llamada que recibieron en la que alertaban que un hombre herido yacía dentro de un domicilio en este municipio guerrerense. Tecuchillo Neri tenía 52 años.

El  5 de octubre, hombres armados irrumpieron a la comunidad de Xochipala municipio de Eduardo Neri y atacaron a balazos a una patrulla de la Policía Rural que resguardaba las fiestas patronales de San Francisco de Asís, posteriormente asesinaron a otros dos hombres e hirieron a una mujer.

Después de este hecho, los agresores huyeron hacia la comunidad de Puentecillas y El Ranchito municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco) donde se enfrentaron a balazos con otro grupo delincuencial que dejó el saldo de al menos dos hombres heridos. Vecinos de la comunidad Campo de Aviación denunciaron que en Corralitos, cerca donde ocurrió el enfrentamiento, civiles armados entraron al poblado y levantaron a un comandante de la Policía Rural y no saben el paradero de tres agentes de la corporación.

Y así. Guerrero vive lo peor de la guerra en México.

Por: Luis Daniel Nava

Fuente: SinEmbargo.mx

Notas relacionadas

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com