En charla exclusiva José Antonio Meade traza acciones para afrontar los retos de México. Habla sobre corrupción, AMLO y el Frente Opositor

Exactamente dentro de un año podría estar protestando como Presidente de México. José Antonio Meade, ya precandidato del PRI a la Presidencia de la República, sabe que el reto...
José Antonio Meade Kuribreña candidato a la presidencia de la republica por el Partido Revolucionario Institucional para las proximas elecciones del 2018

La entrevista fue en San Jerónimo, al sur de la Ciudad. Un par de colaboradores lo acompañan. Revisan la agenda y los temas del día. Llama la atención que no hay un solo elemento de seguridad por ninguna parte. Su trato es cordial y su hablar, coloquial. Tanto, que parece más una tertulia que una charla con quién podría ceñirse la Banda Presidencial, exactamente dentro de un año.

José Antonio Meade Kuribreña no evadió ninguna pregunta, ningún tema. Es más, sin rodeos y sin bravuconadas, criticó a Andrés Manuel López Obrador, quién no ha parado de atacarlo.

Hay una sola voz que nunca ha contribuido a la construcción de un acuerdo, una sola voz que le ha apostado a la división, una sola voz que le ha apostado a la confrontación. Una sola voz que, si se desmayara, en vez de volver en sí, volvería en no. Todas las demás voces han aportado.

—¿Esa voz es Andrés Manuel López Obrador?

—Es Andrés Manuel. De hecho, llama la atención cómo en tantos años de que México enfrenta dificultades, la única voz que no ha apostado a construir, la única voz que no ha planteado una solución, una alternativa, la que no ha llamado a la unidad, sino a la división, es la de él. En todos los demás casos podemos encontrar ejemplos en donde un problema nos unió, un problema nos convocó, un problema movió voluntades para alcanzar, en consenso, un acuerdo. Yo creo que eso es destacable y es lo que tenemos que seguir haciendo. Si queremos que México sea una potencia, yo estoy cierto que tenemos todo para lograrlo, necesitamos un país unido, necesitamos un país que le apueste a las coincidencias, que le apueste a aprovechar experiencia para que sigamos teniendo un rumbo cierto. Para que sea la experiencia y no la ocurrencia lo que nos ayude a identificar las mejores soluciones.

—¿Qué dice a los calificativos de señoritingo, pelele?

—Mira, cuando uno discute con adjetivos y no con ideas; cuando uno plantea ocurrencias y no soluciones ponderadas, pone uno de relieve justamente este tema, que yo creo que es muy preocupante, del que no quiere discutir, del que no quiere abonar, del que se quiere ir quedando solo. Andrés Manuel se fue moviendo de partidos en donde el contraste, la discusión, eran el elemento fundamental para construir, hasta tener hoy un partido en donde solamente una voz resuelve, sólo una voz decide, sólo una voz pontifica. Y ese afán de irse quedando solo, sin tener nadie con quien debatir, es lo que lo va a acabar llevando a hablar solo en su rancho (La Chingada, en Palenque, Chiapas).

FOTO SAÚL MOLINA

 

El reto es mayúsculo. Buscar ser Presidente con el enorme desprestigio del PRI y con la mala percepción de este gobierno, será una tarea titánica. Meade lo sabe y apuesta al diálogo. A la construcción y no a la destrucción por sistema.

Decía mi abuelo que la principal semilla de la desconfianza es la distancia. Yo creo que un elemento para que este país se reconcilie es que abramos espacios de diálogo.

Meade tiene 48 años. Estudio Derecho y Economía al mismo tiempo. Doctor en economía por la Universidad de Yale. Ha trabajado 20 años en el gobierno y presume tranquilo que no tiene nada que ocultar, que no le encontrarán muertos en el clóset. Asegura sin titubeos que la corrupción es inadmisible.

—No hay un solo mexicano que no quiera que la corrupción se erradique, que se acabe, e identifican al gobierno y al PRI con la corrupción, ¿Qué dice José Antonio Meade?

—Tenemos, si queremos ser potencia, que vivir en un país de leyes. Eso quiere decir que no tengamos un solo peso al margen de la ley, y eso ha sido una convicción de vida.

Tiene claro que un problema tan arraigado y complejo no requiere de soluciones simples, sino de esfuerzos múltiples que vayan a la raíz del fenómeno. No acepta que la corrupción sea un asunto cultural de los mexicanos.

Tenemos que ver dónde está la opacidad, dónde está la falta de control, la falta de rendición de cuentas. La corrupción implica, para combatirla y erradicarla, no de la voluntad de un solo hombre, sino de ver dónde están las rendijas, dónde debemos completar un mejor control en todo el servicio público. Las soluciones sí exigen voluntad, pero también experiencia para encontrar las fórmulas institucionales. La solución no es más leyes, sino mejor cumplimiento de las que ya tenemos y perfeccionarlas para que las instituciones funcionen adecuadamente.

Producto de la corrupción, de la inseguridad y la falta de oportunidades México está enojado. Muy enojado. Meade lo sabe y lo define como un riesgo que vemos en México y en todo el mundo. Un riesgo que tenemos que superar, porque solamente en unidad podremos salir adelante. Insiste en el diálogo, en la cercanía, el entendimiento, en encontrar coincidencias para responder a aquellos que piensan votar por quien sea, menos por el PRI.

José Antonio Meade habla pausado, sin aspavientos. Estructurado, como buen economista, tiene muy clara su radiografía del Frente Ciudadano por México. Lo define con claridad: si el único vínculo es el deseo del poder, es una mala fórmula, un mal fundamento para construir.

—¿Es el poder por el poder?

—Sí. No hay coincidencias, no hay planteamientos donde se pueda armonizar una visión de país conjunta y compartida. Es mucha mejor alternativa el diálogo, el consenso para servir, para que los esfuerzos que a diario hacen millones de mexicanos rindan frutos.

Pasamos de la política a la economía, su tema favorito.

—¿TLC o no TLC?

—Centralmente, sin ninguna duda, lo que más nos ayudaría es tenerlo, nos ha dado un buen marco para insertarnos en una región que puede ser la más dinámica y la más competitiva del mundo. Me parece, además, que la negociación está en muy buenas manos. México tiene una economía que no sólo es de una sola historia. En los 70 y los 80 el petróleo era la principal palanca de desarrollo. En los 90 y principios de los dos mil éramos la gran potencia manufacturera exportadora. Hoy somos un país donde la energía sigue siendo muy importante, las manufacturas también, pero hoy en México podemos hablar de turismo, de agricultura, de servicios. Cuando hablamos de un crecimiento balanceado estamos hablando de un México que ofrece más oportunidades, hemos logrado construir una economía mucho más compleja.

FOTO SAÚL MOLINA

 

Pensar, por ejemplo, que México puede vivir con un aeropuerto en Santa Lucía, en vez de un aeropuerto capaz de manejar tres pistas simultáneas, que es a lo que le apuestan los países que son potencia, es no reconocer que México ha cambiado.

Meade se relaja, le cambia la mirada y sonríe. Habla de la familia y los millennials, las generaciones X, Y, Z. Incluso, bromea: Cuando tuve la oportunidad de ser Canciller, en mi casa primero se quejaban cuando me iba y luego se quejaban cuando regresaba. Pero siempre he tenido una familia que me ha apoyado, de la que me siento orgulloso y agradecido. A nuestros hijos les prometimos desde que nacieron que trabajaríamos para que este país fuera mejor. A mis padres, honrar su ejemplo. Hoy tengo un entorno familiar que me ayuda y me acompaña.

Le pregunto de la abrumadora presencia de los millennials. Sonríe e interrumpe: entre los millennials, los X, los Y, los Z y la nuestra ya nos llovió, ya nos quedamos perdidos en ese mapa generacional. Luego los regañamos cuando los vemos en el celular porque pensamos que eso inhibe la comunicación y resulta que están mejor comunicados que nosotros.

En la charla con El Heraldo de México, Meade acepta el ping-pong. Respuestas rápidas y cortas a conceptos concretos. Hablamos más de la familia. También de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Dice por qué sí ir por el PRI y no por el PAN.

Por: Alejandro Cacho/El Heraldo de México

Notas relacionadas

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com