Ejecutan a aspirante a la alcaldía de Zihuatanejo

Mariano Catalán fue atacado a tiros en su camioneta, en el centro municipal

Zihuatanejo, Guerrero.- La tarde de este sábado fue asesinado a balazos el director de Servicios Generales del ayuntamiento de Zihuatanejo, el perredista Mariano Catalán Ocampo, quien presuntamente buscaría la alcaldía del lugar.

De acuerdo con el reporte policíaco, alrededor de las 17:20 horas, fue atacado a tiros cuando se transportaba en su camioneta, en pleno centro de Zihuatanejo. En el lugar quedaron cinco casquillos percutidos de calibre 45 y 9 milímetros. Al lugar llegaron paramédicos de la Cruz Roja, quienes le dieron atención; sin embargo, 10 minutos después murió.

Este hecho ocurre dos días después de que fue asesinado el alcalde de Petatlán, Arturo Gómez Pérez, y se convierte en el político número 21 que es asesinado en Guerrero, desde octubre de 2015 cuando comenzaron las administraciones municipales.

De las víctimas, dos han sido alcaldes en funciones: Arturo Gómez Pérez, de Petatlán y Ambrosio Soto Duarte, de Pungarabato, en la Tierra Caliente. Ambos ediles militaban en el PRD. Ambrosio Soto desde el inicio de su gobierno denunció que un grupo delictivo lo amenazó de muerte porque no le quiso entregar parte del presupuesto.

En abril de este año fue secuestrado el minícipe de Alcozauca, el priísta Nicolás Diego Herrera. Tres días después fue liberado. En este tiempo también fueron asesinados seis regidores, así como los ex alcaldes de Pungarabato, Eli Camacho Guicochea; de Zitlala, Francisco Tecuchillo Neri; de Acapetlahuaya, Roger Arrellano, y de Tecpac, Crisóforo Otero. Todos perredistas.

Por la mañana, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, pidió a la Fiscalía General del Estado (GFE) que no descarte ninguna línea de investigación en el asesinato del presidente municipal de Petatlán.

Los dirigentes estatales del PRD, PAN y Movimiento Ciudadano exigieron cambios en la Secretaría de Seguridad Pública, que encabeza el general Pedro Almazán Cervantes.

El dirigente del sol azteca, Ricardo Barrientos, tampoco descartó que el crimen del edil tenga que ver con sus aspiraciones políticas.

Por: Arturo de Dios Palma

Fuente: El Universal

Notas relacionadas